Instituto Peterson de Estados Unidos: “Shougang y Antamina están en extremos opuestos en cuanto al comportamiento empresarial”


Instituto Peterson de Estados Unidos encuentra diferencias sustanciales entre empresas mineras occidentales y chinas, entre ella a la corrupta Shougang.


Las inversiones occidentales en el sector minero peruano han ayudado a elevar los estándares laborales y ecológicos de sus competidores chinos, comparativamente más atrasados
, según un estudio divulgado este miércoles por un centro de análisis en Washington.

“Hay signos de que las compañías chinas, a exigencia del gobierno chino, están empezando a ajustarse más estrechamente a los estándares internacionales”, explica el estudio del Instituto Peterson de Economía Internacional.

El estudio presenta cuatro casos: dos mineras de inversión occidental, Yanacocha (que arrancó operaciones en 1993) y Antamina (2001), y dos de capital chino, Shougang (1992) y Chinalco Torocomocho, comprada en 2008, que iniciará actividades oficialmente este año.

Las compañías mineras extranjeras son tradicionalmente objeto de gran escrutinio en Perú, y todas las examinadas en el informe, excepto Chinalco, que aún no opera, han sido multadas en el pasado por razones laborales o ecológicas, destacan los tres autores.

Pero en 2011, Yanacocha y Antamina “mostraban signos de cumplir con los estándares peruanos e internacionales”, con informes anuales de responsabilidad social e inversiones locales.

“En términos de prácticas laborales, Antamina paga los mejores salarios de la industria a todos los niveles” y Yanacocha paga hasta 24 veces más que la media nacional en el sector, destaca el informe.

Yanacocha es una compañía controlada por la estadounidense Newmont Mining en alianza con la peruana Minas Buenaventura, y Antamina por un consorcio internacional.

Shougang compró en 1992 la peruana Hierro Perú y aunque fue elogiada por iniciar operaciones en una zona aislada sometida a ataques de la guerrilla izquierdista Sendero Luminoso, su decisión de hacer ingresar trabajadores chinos fue luego criticada en medios locales.

Shougang fue además multada repetidas veces e incumplió con una promesa de invertir 150 millones de dólares en la región.

“Shougang y Antamina están en extremos opuestos en cuanto al comportamiento empresarial”, explicó el informe del instituto Peterson.

Chinalco, el último caso en estudio, “ha tenido la oportunidad de aprender tanto de las experiencias de Shougang como de Antamina”, explican luego los expertos.

Chinalco debe gastar unos 100 millones de dólares en la reubicación de la ciudad Morococha, de 3.400 habitantes, donde debe arrancar sus actividades este año, e informes oficiales destacan que está cumpliendo sus compromisos.

El informe recomienda a Perú que siga aplicando con rigurosidad criterios propios en el sector minero.

La inversión china se sextuplicó en América Latina en cinco años, de 284 millones de dólares en 2004 a 1.600 millones en 2009, y la inversión extranjera en el sector minero peruano fue de un promedio de 2.500 millones de dólares al año en la última década.

Fuente: Univision
15 de febrero del 2012 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s