Minera estatal china Shougang, experimento privatizador funesto para Marcona. Inclusión y justicia social agenda pendiente.

Las sobreutilidades de hierro con salarios míseros.

Una de las privatizaciones más cuestionadas durante el régimen del fujimorismo ha sido la transferencia de la única empresa productora de hierro la estatal Hierro Perú en 1992 a la filial de la poderosa empresa estatal de la China Popular, Shougang Corporation, una de las más importantes empresas de la China en cuanto generación de ingresos y líder mundial en la producción de acero ocupando el noveno lugar con más de 23.3 millones de toneladas de acero a fines de la década pasada.

Solamente en gobiernos autoritarios como el de Fujimori-Montesinos se pudo rematar rentables empresas públicas para favorecer la valorización de capitales privados en un proceso que el nobel de economía (2001) Joseph Stiglitz ha denominado un proceso de sobornización, pues la experiencia internacional reproduce en varios países una subvaluación de activos, altos niveles de corrupción estatal y prácticas antidemocráticas, evidentemente el Perú no resulta la excepción.

Lo curioso del caso en referencia fue la transferencia de Hierro Perú S.A. a una empresa estatal de la China, privatizando más de 1,600 millones de toneladas de hierro con reservas de cobre adicionales lo cual asegura más de cien años de explotación, al mismo tiempo se transfirieron los servicios públicos de agua y electricidad que afectan al distrito de Marcona, a ello se agrega las facilidades del puerto de San Nicolás, el más importante en cuanto profundidad en esta parte del Pacífico.

Es decir, con la privatización de Hierro Perú el Estado peruano no solamente asumió los diversos pasivos que tenía la empresa estatal con la Sunat, aduanas, la seguridad social y proveedores, por más de 300 millones de dólares. A ello, se debieran agregar los perversos intereses que valorizaron los activos, reservas y capital humano por un poco más de 22 millones de dólares.

En esas circunstancias la empresa china Shougang Corporation resultó ganadora de un concurso internacional ofreciendo pagar más de 120 millones de dólares por la mayoría accionaria (98%), asumiendo pasivos con proveedores por 42 millones y el compromiso de inversión por 150 millones de dólares en tres años (1993-1995), para supuestamente elevar la producción a los 10 millones de toneladas de hierro.

Lamentablemente la empresa china incumplió reiteradamente sus compromisos de inversión motivando la conformación de varias comisiones investigadoras en el Congreso de la República y del ministerio del sector con resultados insatisfactorios. Ante los incumplimientos de los compromisos de inversión la Shougang prefería abonar las multas y penalidades lo cual afectaba la necesaria modernización de la industria del hierro en el Perú.

Sobreganancias del hierro.
Desde el 2004 el conjunto de las empresas mineras están obteniendo ganancias extraordinarias con tasas de rentabilidad neta por encima del 40% (utilidad neta/ingresos), y Shougang Hierro Perú no es la excepción, a pesar que la atención se centra en las cupríferas, argentíferas y auríferas. En resumen, a los altos precios del hierro que superan los 90 dólares la tonelada se suma el incremento de la producción gracias a la productividad de los trabajadores.

Esta elevada rentabilidad de Shougang se puede observar en el cuadro donde las utilidades netas se han disparado de los 19 millones de dólares en el 2004, elevándose sobre los 72 millones en el 2006 para seguir aumentando y sumar los 142 millones de dólares en el 2008, disminuir en el 2009 a 49 millones, recuperarse en el 2010 con 290 millones y en el primer semestre del 2011 alcanzar los 260 millones de dólares. Es decir, en el primer semestre de este año se ha alcanzado el 92% del total obtenido el año pasado, lo cual permite proyectar un incremento de las utilidades netas a fin de año por encima de los 400 millones de dólares.

Esta elevada rentabilidad se incrementa si se suman los montos obtenidos por depreciación y amortización que constituyen sumas que se cargan a los costos pero que no constituyen salidas reales de capital sino un recupero de la inversión en el caso de las depreciaciones, y en el caso de las amortizaciones sobre todo de intangibles, resultan deducciones por los gastos de exploración que se cargan a costos. Si se tiene presente que la maquinaria y equipo de Shougang Hierro Perú ha sido largamente depreciado en el tiempo, pues se opera en muchos casos con maquinaria adquirida en la época de la Marcona Mining empresa norteamericana de los años sesenta del siglo pasado y cuando era una empresa del ámbito del estado peruano.

Por ello consideramos que el mejor indicador de la rentabilidad empresarial está en relación a la Generación Interna de Recursos (GIR) que suma la utilidad operativa más los montos deducidos por la depreciación y amortización. En tal sentido, la rentabilidad del GIR bordea el 50%, pues el 2007 alcanzó la tasa de 50%, en el 2008 fue equivalente al 54%, para disminuir en el 2009 al 38% y volver a elevarse sobre el 66%.

En todo caso las utilidades netas de Shougang Hierro Perú han tenido un vertiginoso crecimiento en especial entre el 2008 y el primer semestre del 2011. Con las utilidades netas obtenidas y los montos de la depreciación y amortización de lejos se financian las inversiones realizadas que han sido modestas entre el 2000 y el 2008 como se podrá observar en el cuadro respectivo.

En verdad, la realidad de Shougang Hierro Perú constituye un caso especial donde la expansión del gigante asiático reproduce las viejas prácticas del colonialismo europeo. Si se tiene presente que más del 85% de la producción y de sus ingresos se explican por sus “exportaciones” hacia China, a su matriz se puede afirmar que se tiene un mercado asegurado, ajeno a los vaivenes de la crisis norteamericana, en una relación comercial entre una filial y su matriz.

Si a ello se agrega las políticas de internalización de costos con empresas vinculadas como la empresa eléctrica Shougang S.A., o de servicios portuarios Agnav, se puede afirmar que Shougang Hierro Perú maximiza sus ingresos y utilidades a costa de la sobre explotación de sus trabajadores expresada esta realidad por los miserables salarios pagados, en especial de sus trabajadores obreros, a quienes en su gran mayoría se les niega un tarro de leche en su jornada operativa.

Con negativas prácticas empresariales, con altos niveles de contaminación en las operaciones, con utilidades que se remesan a su matriz Shougang Corporation y que retornan como préstamos de la matriz a su filial, con una destrucción sistemática de los derechos de los trabajadores a la salud y vivienda decentes, con una sobreexplotación de la fuerza de trabajo, el Sindicato de Trabajadores Obreros han decidido como una única alternativa la Huelga General Indefinida en defensa de sus salarios, condiciones de trabajo e higiene, y contra el despotismo oriental que los trata como modernos “coolies”.

De allí que resulta fundamental la intervención del Estado rescatando el rol tuitivo del Ministerio de Trabajo y Promoción Social para evitar la que podría ser la primera huelga minera del gobierno del Presidente Ollanta Humala que ofreció terminar con los abusos de las empresas en especial de la mineras que con sobreutilidades ofrecen migajas a sus trabajadores.

Fuente: Jorge Manco Zaconetti
15 de agosto del 2011

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s