Un trabajador conciente de la realidad en Marcona llamó a la redacción del diario la República, y esta fue la respuesta del Subdirector de ese medio respecto a la alianza “partido comunista chino” y el alanismo emergente…¡ NO MÁS OTRO AÑO 1992!

La república

El jueves un trabajador de la minera china Shougang llamó a nuestro diario desde Marcona preocupado por las declaraciones que minutos antes había escuchado en una radio al presidente García. “Solo queremos decirle que aquí no se respetan los derechos de los trabajadores y que el señor García debería preocuparse por saber también lo que está pasando con nosotros”, fue el lacónico mensaje de nuestro interlocutor. Recordé las denuncias de los mineros de Shougang sobre sus malas condiciones de trabajo que afrontaban, sus bajos salarios, la negativa de la empresa a pagarles utilidades y deudas pendientes.
¿Pero qué había dicho el presidente García para que un trabajador se tomara la molestia de llamar desde Marcona? Impresionado por su nuevo viaje a Pekín (o Beijing, como reclama Roberto Ochoa, nuestro editor de internacionales), García habló de la China unificada. Entusiasmado por convencer a las autoridades chinas de que Perú es el gran aliado que deben tener en la región, el presidente peruano, que aquí sataniza a los comunistas, alabó a los dirigentes del Partido Comunista Chino y arremetió contra Taiwán y el Tíbet. Y al hacerlo cometió más de un exceso.
“Yo creo que China es una sola, y por consiguiente tanto el territorio de China como el de Taiwán corresponden a China… Naturalmente, podríamos decir desde nuestra perspectiva que no hay un tratamiento adecuado del fenómeno tibetano, pero lo que es sospechoso es que después de 50 años haya desórdenes en Tíbet y tengamos una voluntad separatista en Taiwán”.
No era la única oportunidad en que el presidente García se refería inapropiadamente a este asunto. Días antes en entrevista periodística con un medio local había señalado que “la alianza” (se supone de su gobierno) con Hu Jintao pasa por “defender a China ante agresiones del “establishment” político o mundial que quiere frustrar el éxito de los Juegos Olímpicos de agosto, haciendo coincidir problemas internos, como el referéndum que pretende hacer Taiwán ignorando que China es un solo país, o el estallido del separatismo en Tíbet”.
El problema con el presidente García es que, a pesar de la inteligencia y versación que muchos le reconocen, ha decidido recordarnos cada día que a él poco le importan los derechos humanos y que, en sus afanes de establecer “aliados”, los principios no interesan. ¿O es que se trata de afirmaciones ligeras que al final los peruanos, preocupados por el alza de los alimentos, un tema tan sensible a su gobierno, pasan por alto?
En principio no hay una “voluntad separatista” en Taiwán. Al contrario, en las recientes elecciones presidenciales ha ganado Ma Ying-jeou, candidato del Kuomintang (KMT), un político calificado como conciliador y cercano a China. El referéndum al que alude el presidente García obtuvo una votación tan insignificante que confirma que los taiwaneses lo único que quieren es vivir en paz con Pekín.
Por lo demás, jurisdiccional y políticamente, Taiwán nunca ha sido parte de China. Las elecciones presidenciales que realiza periódicamente lo confirman. Lo que buscará ahora Ma Ying es mejorar las relaciones políticas por razones comerciales. Miles de empresas taiwanesas invierten en China y el reto que enfrenta el líder del KMT es cómo estrechar lazos con Pekín sin afectar la identidad ni poner en riesgo la seguridad de la isla.
En el tema del Tíbet, el presidente García se pone al otro lado de los mandatarios del mundo. Ayer mismo, la Unión Europea pidió a China que dialogue con Tíbet y condenó todo acto de violencia. Tíbet tampoco está por el separatismo sino a favor de su autonomía. China ha respondido con la represión, la cárcel y la expulsión de los periodistas internacionales. Una alianza con los comunistas chinos, mientras que en el Perú se persigue y encarcela a poetas e intelectuales por asistir a un encuentro internacional.
Así van las cosas en el gobierno del señor García. Hasta el próximo domingo.

Fuente: La República
30 de marzo del 2008

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s