EL PUEBLO DESPIERTA…Gobierno “alanista” se DESLIGITIMA en todo el Perú. ¡EL MODELO NEOLIBERAL DEBE CAMBIAR YA!,¡ CUMPLA CON SUS PROMESAS ELECTORALES DON ALAN GARCÍA!

encuesta desaprobacion garcia

(Haga clíck en imagen para ver encuesta).

Dos encuestadoras advirtieron esta semana que la desaprobación presidencial se había incrementado en el interior del país, sobre todo en el sur y el centro. Según el Instituto de Opinión Pública de la Universidad Católica, el rechazo a la gestión de Alan García alcanza un 84% en el centro y un 81% en el sur. Las cifras de la empresa Datum son similares: 77% de desaprobación tanto en el sur, como en el centro.
Aunque el panorama es bastante difícil para el Ejecutivo, los sociólogos Sinesio López y Carlos Reyna coinciden en que esta situación podría agravarse si el gobierno aprista insiste en aplicar el modelo económico que heredó del fujimorismo y el toledismo, un plan que se basa en el crecimiento macroeconómico y el desarrollo de los sectores agroexportadores.
“Las zonas que desaprueban al Presidente siempre se han sentido excluidas. Esto se hizo evidente en las elecciones generales del año pasado. En estas regiones no hay una idea de nación, sino la de una comunidad nacional imaginaria”, dice Sinesio López.
La lectura del analista es certera. En la campaña electoral del año pasado los sectores que se sienten excluidos catapultaron la candidatura de Ollanta Humala a la segunda vuelta. “Era un sentimiento nacionalista y de reivindicación que se identificó con el proyecto de Humala. El caso -sostiene Sinesio López- es que este sector siempre ha existido y podría expresarse a través de Humala o de cualquier otra figura en el futuro, siempre con la idea de rechazar el actual modelo”.
Pues bien, si el presidente García entró al gobierno con la intención de modificar esta situación y lograr que una mayoría de peruanos sienta los beneficios del crecimiento económico, su esfuerzo no ha dado resultado. Más aún, si la votación que alcanzó Humala en junio del 2006 (durante la segunda vuelta) reflejaba el descontento de la población provinciana, este mismo enfado se ha incrementado y hoy es el factor que más nutre la desaprobación presidencial.

Electores sin fe.
¿Pero cómo se dio este fenómeno? Carlos Reyna tiene una teoría.
Para el analista, Humala encarnaba la impaciencia de las provincias, pero un pequeño porcentaje de los electores que apoyaban al Presidente Alan García compartían esa misma molestia.
“Alan García también se presentaba como un candidato que estaba en contra del modelo económico. Prometía acabar con los abusos de las services, restituir el respeto a los derechos laborales, aplicar un impuesto a las sobreganancias, reducir significativamente las tarifas de luz y teléfono. Hasta llegó a anunciar que revisaría el TLC con EEUU. Es posible que con este discurso también conquistara un porcentaje del voto antisistema”, dice Reyna.
El caso es que los electores que fueron seducidos con el discurso antiliberal de Alan García, hoy le han dado la espalda. “Por ejemplo, si Humala alcanzó un 70% de votos en Puno, un pequeño porcentaje de los disconformes también estaba con Alan, todavía confiaba en él y por eso el Presidente obtuvo el 30% restante. Hoy tiene la mitad de ese respaldo. El resto, sus propios votantes, ahora lo desaprueban”, sostiene Reyna.
En este escenario, ni Lima le ha guardado fidelidad al Presidente. En junio del año pasado, Alan García obtuvo un 61% de los votos válidos en la capital. Este bolsón electoral le dio el triunfo sobre la opción que representaba Humala. Hoy, la aprobación del Jefe del Estado en la capital es menor del 40%. Ha perdido 20% de respaldo, pero su caída en la capital no tiene los mismos componentes que en provincias.
Si en el sur, el centro y el oriente los sentimientos de exclusión y rechazo al modelo económico son más sólidos, en Lima -explica Carlos Reyna- la desaprobación presidencial está más vinculada a la coyuntura diaria, al sentir en los mercados y en los grifos. “El incremento en el precio del pan y de los combustibles ha menguado mucho el respaldo del Presidente en Lima. Eso, sumado a la mala gestión que se ha visto en casos concretos como la reconstrucción de Pisco y la mala gestión en los Ministerios de Salud e Interior lo han dejado sin oxígeno”, opina el analista.

El dato.
ESCASA CONFIANZA.
La última encuesta del Instituto de Opinión Pública de la Universidad Católica también arroja altos niveles de desconfianza en el gobierno. En el Centro un 53% de la población no tiene ninguna confianza en el actual régimen y en el Sur pasa lo mismo con un 48% de encuestados. Esta situación se agrava si se suma al 40% de entrevistados en el Centro del país que confía poco en el gobierno, y el 37% que hace lo mismo en el Sur.

Fuente: La República
16 de diciembre del 2007

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s