Una crónica económica que devela las “intensiones mineras” del Estado comunista chino, ahora se entiende por que SHOUGANG, ZIJIN y CHINALCO…Más claro ni el agua. ¿Quieren el bienestar para el Perú?: la respuesta es NO.

casas trabajadores shougang
Esto es SHOUGANG y su inversión para el desarrollo de Marcona.

El consenso de Beijing
JinGhe Chen no habla español, pero en mayo de 2006 había realizado su segunda visita a Perú en tan sólo cinco meses. Chen no es un turista enamorado del país y de su afamado pisco sour. Es el CEO de ZiJin Mining Group Ltd., una de las principales empresas productoras de oro en China, y visitaba nuevamente el país por la misma razón que docenas de geólogos y ejecutivos de empresas mineras internacionales: buscando nuevas reservas de minerales. En esta ocasión asistía al Simposio del oro organizado por la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía del Perú “Estamos buscando nuevos proyectos fuera de China, y Perú es uno de nuestros objetivos”, dijo Chen. Un año después de sus primeras visitas a Perú, Chen se salió con la suya. A principios de 2007, Zijin anunció que había alcanzado un acuerdo para adquirir Monterrico Minerals, una junior minera con sede en Londres propietaria del proyecto de cobre Río Blanco, en el norte de Perú.
La operación de Zijin se enmarca dentro del interés que tiene China por asegurarse fuentes de materias primas –cobre, oro, soja, petróleo— para alimentar su creciente demanda. Ya en 1992 Shougang, una de las principales siderúrgicas chinas, adquirió la estatal Hierro Perú, una de las primeras empresas mineras privatizadas por el gobierno peruano.
Pero la ola que uniría China con América Latina no vendría hasta los primeros años de esta década, cuando la demanda china por materias primas alcanzó tal volumen que convirtió a este país en el tercer socio comercial de América Latina después de EEUU y la Unión Europea. Entre 1999 y 2005, las importaciones chinas de productos latinoamericanos se multiplicó por seis, superando los US$50.000mn. Esta ola, sin embargo, no se limita a lo económico. Es parte también de la estrategia geopolítica china de impulsar un mundo multipolar para restringir la hegemonía de Estados Unidos. China necesita desesperadamente las materias primas latinoamericanas y esa es la principal razón para su cortejo a los gobiernos latinoamericanos. Pero con su diplomacia económica, China está también ocupando parte del espacio dejado por las antiguas superpotencias. Rusia está demasiado ocupada con sus asuntos internos mientras que las prioridades geopolíticas de EEUU están centradas en Oriente Medio. El estilo de esta diplomacia es particular. A principios de los 90, el padre de las reformas económicas chinas, Deng Xiaoping, diseñó una política denominada “tiaoguang yanghui”, que significa “esconder el brillo y cuidar la oscuridad”, señala Suisheng (Sam) Zhao, director de centro para la cooperación chino-estadounidense de la Universidad de Denver, en un análisis publicado por la Universidad de Miami. En algunos círculos, ya se comienza a hablar del Consenso de Beijing.
Según el FMI, China es responsable del 50% del aumento del consumo de aluminio y cobre registrado en el mundo entre 2002 y 2005. En el caso del plomo y el zinc, el aumento de la demanda china compensó una ligera caída en la demanda global por estos metales en el resto del mundo (China contribuyó en un 110% y un 113% a la demanda global de plomo y zinc, respectivamente). Estas cifras sobrepasan la contribución de China, 29%, al crecimiento de la economía mundial en ese período.

Fuente: Bnamericas
10 septiembre del 2007

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s