Hay que manifestarse a pesar de todo el engaño del gobierno aprista. Es un derecho constitucional. Aún no hay pena de muerte.

Las resistencias al Tratado de Libre Comercio (TLC) Perú-Estados Unidos, volverán a expresarse en las próximas horas, pese al optimismo gubernamental y empresarial en torno a la ratificación norteamericana del acuerdo.
La Confederación General de Trabajadores de Perú realizará una protesta ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT), contra la falta de vigencia de derechos laborales esenciales en el país.
La manifestación, ante las oficinas de la OIT aquí, desafía las seguridades gubernamentales de que hay respeto a esos derechos, dadas ayer por el presidente Alan García a una delegación parlamentaria norteamericana encabezada por el demócrata Charles Rangel.
García dijo compartir las preocupaciones de los demócratas estadounidenses en el sentido que el TLC bilateral debe consignar la vigencia de los derechos laborales y la protección del medio ambiente.
Rangel aseguró que todos los obstáculos para el análisis del tratado por el Congreso estadounidense habían sido despejados y dio virtualmente por segura la ratificación.
Sin embargo, la protesta de la CGTP se propone denunciar “la sistemática violación de los derechos laborales” en Perú y desmentir las afirmaciones gubernamentales sobre el supuesto respeto a estos.
El Ejecutivo busca lograr, a como dé lugar, la ratificación del resistido acuerdo, según la central sindical.
El gobierno y los empresarios abusan de la normatividad vigente, la cual vulnera los derechos humanos, especialmente los laborales, de millones de peruanos, asevera la convocatoria de la protesta.
Al mismo tiempo, la Asociación Peruana de Consumidores informó haber entregado a Rangel una carta en la cual advierte que recoge adhesiones para presentar un recurso de inconstitucionalidad contra el TLC, porque viola al menos diez artículos de la Constitución.
La organización consigna igualmente otras diez razones por las que el TLC no debe ratificarse, en primer lugar porque la población no participó ni fue consultada sobre el pacto.
Además, dice, el tratado pone en riesgo al agro peruano, al abrir el país al ingreso de productos subsidiados como maíz, cebada, trigo, aceites, arroz y algodón.
El TLC, agrega, elevará los precios de las medicinas, poniendo en peligro la salud de la población, además de dar paso a la “biopiratería” o apropiación de la riqueza biogenética andino-amazónica.
Otra objeción invoca el hecho de que el pacto impide al Estado peruano aplicar políticas de desarrollo que en opinión de empresas norteamericanas afecten sus expectativas de utilidades.
Además, subraya, el TLC afecta al sistema de justicia peruano, impide la promoción de la industria local y de la cultura, atenta contra la integración andina.

Fuente: Glocalia.
7 de agosto del 2007

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s