ANTONIO PINILLA, reconocido como EL “PADRE DEL TRABAJO” en el Perú. LA DIGNIDAD COMO PRINCIPIO. EL PAIS NECESITA HOMBRES COMO ÉL QUE MIREN AL SER HUMANO, no sólo al CAPITAL deshumanizante.

 La Primera 5 agosto 2007

El exabrupto reciente de la ministra Susana Pinilla me trajo a la memoria algunos hechos y escritos de su padre, Antonio Pinilla, quien fue ministro de Trabajo en 1958, y autor de un libro que encierra un reproche a su hija.
Don Antonio asumió la cartera en momento crítico. Se acababa de producir un alza del precio de la gasolina que originó una huelga de la Federación de Choferes y condujo a una insurrección popular en Cusco. Allí, la fuerza pública disparó contra la multitud. Un niño resultó muerto y hubo numerosos heridos. La violenta represión encendió la ira cusqueña.
El pueblo alzado llegó a capturar al general Daniel Vargas, comandante general del Ejército en el Cusco. Las masas furibundas y algunos provocadores -recuérdese que el aprismo, sostén político del gobierno de Manuel Prado, pasaba por una etapa ultrarreaccionaria- llamaron a linchar al general. Emiliano Huamantica, el gran sindicalista cusqueño, y José Sotomayor, encauzaron la protesta, salvaron al general y evitaron lo que pudo ser una masacre.
Antonio Pinilla fue ministro después de ese conflicto, desde abril de 1958 hasta setiembre de 1959. En ese lapso nada significativo registran los anales del trabajo. Eso significa que en ese período no fue un represor, como deseaba el Apra, tan poderosa entonces en el Congreso.
Años después, don Antonio escribió un libro que desde el título debe escarapelar a la ministra: Ayudando a los trabajadores.
El volumen, respaldado por una amplia experiencia como asesor de empresas y vasta bibliografía en varios idiomas, trae esta frase: “El prejuicio es la fuerza invisible que va frustrando la comunicación humana, porque crea barreras intangibles que se exteriorizan en el repudio, el aislamiento, la intolerancia y la discriminación”.
¿Ha meditado la señora ministra sobre esa invocación a la tolerancia?
Hay una lección aún más bella. El intenso poeta que fue Juan Gonzalo Rose recordó en la revista “1958”, en momentos en que Antonio Pinilla asumía el cargo ministerial, que Pinilla había renunciado a un cargo diplomático en México, y vuelto a su cátedra en San Marcos. Rose fue allí su alumno y recuerda: “El primer día de clases hizo una exposición de sus puntos de vista sobre el curso, e invitó a los alumnos a discrepar”.
“Díjele a usted”, precisó el poeta, “palabras orgullosas y hasta insultantes”.
Pero el maestro lo invitó a su automóvil y lo invitó a almorzar.
No paró ahí la cosa. Preso Rose por comunista, don Antonio le puso nota aprobatoria y explicó por qué: “alumno que practica la filosofía merece ser aprobado sin dar exámenes”.
Medite en esa lección, señora ministra. Invite a discrepar y no insulte al que discrepa. Si esto último hace, pida disculpas en público.

Nota de redacción de Marcona Protesta:
Este artículo lo publicamos con profundo respeto a la memoria de un gran hombre, amante de la justicia social y del profundo respeto al derecho a los trabajadores del Perú: Don Antonio Pinilla, hombre ilustre y gran patriota.
En estos momentos su recuerdo invita a una sincera reflexión, por el bien del Perú que tanto amamos.
Recordemos que son 85,000 trabajadores mineros subcontratados en la costa, sierra y selva de nuestro sufrido país, representando el 85% de la mano de obra ocupada en dicha actividad y que a las inhumanas transnacionales mineras les han dado ingentes sobreganancias a costa de sus “sangres, sudores, lágrimas…y la perdida de sus DERECHOS LABORALES”.

Fuente: La Primera
5 de agosto del 2007

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s